Cinco encantos esparcidos por las calles de Barcelona – parte 1

por | Jul 29, 2017 | Barcelona | 0 Comentarios

Historia, música, cultura y arte describen (sólo un poco!) el entorno enigmático que circunda la ciudad de Barcelona, en España. Como relata Carlos Ruiz Zafón, Barcelona está situada entre la “luna de montañas y un mar de luz”, de la forma que sólo una ciudad de sueños podría existir.

Poética aparte, la capital de Cataluña es encantadora y tiene mucho que mostrar para visitantes de todas las edades. La mezcla de un clima mediterráneo con el sabor del mar y la brisa fresca genera un ambiente acogedor e inigualable en Europa.

Para introducir un poco de este clima mágico, listamos cinco lugares que forman parte del ADN de Barcelona. Es poco, pero muchos otros estarán por venir. Acompaña nuestra aventura por las próximas paradas 😉

Buena lectura,

Gabriela Meschini

Periodista y Social Media

La Sagrada Familia

 Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, Barcelona – España

La obra suprema de Antoni Gaudí ya es el marco principal de la capital catalana. Por fuera, ella inspira imponencia y maestría. Por dentro, exhibe nada menos que el exponente de la arquitectura modernista.

Iniciada en 1882, el templo permanece inacabado hasta 2026. Pero no se deje engañar por este hecho. A pesar de las partes importantes que todavía están construyendo, la Sagrada Familia trae simbolismos, curvas, formas y significados que usted nunca encontrará en ninguna otra obra de la ciudad.

El interior de la Sagrada Familia está constituido por columnas arborescentes inclinadas, basadas en estudios de cálculos del arquitecto

No es para menos. Gaudí asumió la construcción del templo en 1883, con apenas 31 años de edad, e hizo de ella su proyecto de vida – en total, el arquitecto dedicó 43 años de vida en esta construcción, siendo que los últimos 15 tuvieron foca únicamente en ella.

Cuando termine, el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia tendrá tres entradas – del Nacimiento, de la Pasión y de la Gloria -, 18 torres – 12 dedicadas a los apóstoles, cuatro a los evangelistas, una a la Virgen María y, por supuesto, una dedicada a Jesucristo, Más de 170 metros de altura, y un coro de más de 1500 cantantes.

Parque Güell

Escenario de películas, escenario de novelas y postal oficial de Barcelona, el Parque Güell es el segundo de muchos elementos de Antoni Gaudí en esta lista. Esto porque la ciudad respira arte y no hay como mirar por las ventanas sin sentirla emanar de cada obra dejada por el arquitecto.

 Vista del Parque Güell en Gracia, Barcelona

Lo que hoy es uno de los más reconocidos parques de la ciudad comenzó como una propuesta totalmente innovadora del Conde Eusebi Güell, que incumbió a Gaudí a una obra inmobiliaria sin igual. El emprendimiento urbanístico, que recordaba las “ciudades-jardín” de estilo inglés, estaría situado en los alrededores de la ciudad de Barcelona, en el entonces municipio independiente de Gracia, y tendría un terreno de 15 hectáreas de tierra para la construcción de 40 viviendas de descanso.

Lo que hoy es uno de los más reconocidos parques de la ciudad comenzó como una propuesta totalmente innovadora del Conde Eusebi Güell, que incumbió a Gaudí a una obra inmobiliaria sin igual. El emprendimiento urbanístico, que recordaba las “ciudades-jardín” de estilo inglés, estaría situado en los alrededores de la ciudad de Barcelona, en el entonces municipio independiente de Gracia, y tendría un terreno de 15 hectáreas de tierra para la construcción de 40 viviendas de descanso.

Después de 14 años de construcción, en 1914, el emprendimiento fue al fracaso con sólo dos casas y las áreas al aire libre construidas. Poco tiempo después, con la venta del terreno para el ayuntamiento, el Parque Güell fue inaugurado. Era el año 1926 y nacía uno de los puntos más importantes de la ciudad.

Ladrillos y mosaicos decoran toda la construcción del parque de Gaudí. En los tejados, bancos y adornos, se ve la técnica conocida como trencadís, trabajo hecho por el arquitecto con pedazos de cerámica esmaltada que traen color y forma para sus obras. Más que eso, caminar por allí es la única forma de comprender los estudios y cálculos estructurales orquestados por el arquitecto.

Desde 1984, el pavimento ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

 Escultura de salamandra en el Parque Güell, Barcelona

En la concepción del Parque Güell, Gaudí probó estructuras arquitectónicas y estilos que, más tarde, serían utilizados para la concepción de la Sagrada Familia

 

Seguir leyendo aquí.

 

Pin It on Pinterest

Share This